2º Salon de mosaico

"Cuentos que no son cuentos"

Un mosaico (mosaĭcum: opus), obra relativa a las musas, es una obra pictórica elaborada con pequeños trozos llamados teselas: pueden ser de mármol, arcilla, vidrio, gemas, smalti u otros materiales que se usan en la composición del mosaico (hoy en día también se usan materiales plásticos y resinas sintéticas). Esto lo convierte en uno de los materiales artísticos más estables, firmes y duraderos.

Muchos pueblos lo han usado desde Asia a Mesoamérica en la América pre hispánica, datando desde tiempos remotos, se desarrollaba a principios en la Edad de Bronce, en Creta. Luego fueron descubriéndose estas obras en la Mesopotamia (siglos IV al III AC), Grecia (siglo III AC) y en Mesoamérica, los vestigios más antiguos datan de más allá del s VI AC.

Es importante destacar que el gran desarrollo y expansión fueron en el Imperio Romano y luego entre los bizantinos, islámicos, normandos, hasta llegar al Renacimiento y a nuestros días.